Jesús Lizano (1931-2015)

Lo unitario y lo diverso

Llevo los bolsillos llenos de capitanes de barco

Llevo los bolsillos llenos de capitanes de barco,
los ojos llenos de directores de orquesta,
miles de músicos y de marineros me salen por las orejas
y asoman por mi barba centenares de violines y de palos.

Abro las manos y saltan un sinfín de contramaestres,
miles de solistas aparecen cuando me quito zapatos.
Mezclados con mis lágrimas se suicidan cientos de grumetes,
en incalificable muelle se convierten mis labios.

Sarcásticos músicos se sientan en mis dientes,
vomito tripulación entre mis risas.
Qué estrangulación de arpistas por mis cuerdas
mientras la inconmensurable plaza de mi barriga se llena de sillas.

De oreja a oreja tienden sus ropas los navegantes,
piérdense los instrumentos por el sotobosque de mis pelos.
¡Uuuuuu!¡Uuuuuu!, pitan las sirenas de mis sueños;
¡Chin!¡Chin!, cosquillean las flautas por mis partes.

Voy desprendido peces y notas por mis estalactitas fosas nasales.
se atropellan en mi garganta las cajas, las barricas.
Tierras extrañas anuncian las gaviotas fugaces
y miles de palomas zapatean desde las orillas.

Me meto en la cama y sorprendo a miles de sirenas,
saco los brazos y me acribillan arcos afinadísimos.
Cierro, por fin, los ojos y se callan todos los músicos.
Lo último que oigo es el balancearse de las velas.

Lizano, Jesús. Lo unitario y lo diverso: antología poética. Barcelona: Lumen, 1990. 154 p.; 21 cm.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s